Visibilidad. Cómo gestionar la reputación en Internet

Visibilidad es lo que todo el mundo busca. Todos queremos destacar para vender más (incluso este post busca eso): estar los primeros en buscadores, tener presencia en redes sociales, conseguir que los líderes de opinión hablen de nosotros y propaguen nuestros mensajes… Para ganar la lucha por la atención del usuario es imprescindible ser visibles.

Pero la venta depende no solo de la visibilidad, también de la gestión de la reputación. Internet es una gran fábrica de valoraciones de nuestros productos y servicios, de nuestra marca en definitiva. Escuchar y responder a tiempo las opiniones de nuestros consumidores supone la diferenciación frente a nuestra competencia y la mejora de las opciones comerciales.

Sobre todos estos temas, habla “Visibilidad. Cómo gestionar la reputación en Internet”. Cristina Aced, Neus Arqués, Magali Benítez, Bel Llodrà y Eva Sanagustín nos hemos reunido para escribir este manual exhaustivo y práctico repleto de pautas aplicables basadas en nuestra experiencia. En él presentamos todos los formatos y su relación con la visibilidad y reputación online.

Visibilidad. Cómo gestionar la reputación en Internet está editado por Gestión 2000 y estará a la venta en librerías a partir del 7 de abril. Si quieres, ya puedes reservarlo en la web de la editorial.
Seguiremos informando en nuestros blogs, en el grupo en Facebook y en la cuenta Twitter del libro. Tienes más información, el índice y el primer capítulo en la web de libro: http://www.visibilidad.net/.

“oiga usted, si soy una gran institución u organización ¿Por qué no estoy contento con mi comunicación?

¿Por qué respondo al día a día y no logro un discurso duradero y diferencial?
Lo dicho, escrito, discutido y tal vez olvidado
– El sistema de Comunicación debe ser una competencia clave directamente encaminada a potenciar y facilitar las capacidades de la organización. Formará parte así de las estrategias nucleares de la organización. Las competencias clave deberían integrar y asumir la Comunicación como un área de expertise crítica
– Para lograr que la Comunicación esté cerca de las competencias clave de la organización, sus procesos, objetivos y enfoques deben concebirse y gestionarse como una parte necesaria y no desagregada de los procesos de comercialización. La Comunicación no es un fenómeno tangencial al crecimiento y competitividad
– Si el sistema de Comunicación y la estructura que lo soporta no generan valor incremental, deben someterse a revisión. De hecho el sistema de Comunicación debe integrar sistemáticas de evaluación, revisión y aprendizaje
– La disociación entre Comunicación estratégica y táctica no es sólo un problema relacionado con los procesos, las estructuras o la cualificación gerencial.
– Una organización de Comunicación que no integra eficazmente sus distintas facetas de Comunicación manifiesta que carece de un modelo comunicacional sustentado en premisas compartidas y capaces de contemplar y soportar su contexto competitivo y características organizativas.
– El conflicto entre táctica y estrategia es una deficiencia de la cultura de Comunicación y manifiesta la carencia de “common ground” comunicativo.
– La falta de visión holística es a la vez causa y consecuencia de una falta de modelo comunicacional que integre sincrónicamente las distintas necesidades organizativas y, por otro lado, contemple el client life cycle
– El marco comunicacional nunca debe gestionarse como una rutina operativa y mecanicista sin que se alcance a imprimir ambición de excelencia y auto-superación. Si es así lo más importante acaba siendo canalizar demandas y rutinas antes que construir un modelo comunicacional que, sobre sólidas bases compartidas, contemple una solución comunicacional ambiciosa

Internet no es la causa de la crisis, es su solución

La situación de crisis, además de extendida por todo el mundo, promete ser larga. Nosotros ya en Evento Blog España 2008 analizamos la cuestión, y el proceso de declive económico ha ido avanzando poco a poco para desgracia de todos.

Sin embargo, en el transcurso de los días, se constata un hecho que parece determinante: Internet como sector, es uno de los menos afectados e incluso está llamado a ser la clave para la solución de la crisis. De momento, en una de las últimas encuestas de Forrester Research, se constata que las empresas consultadas (140 con plantillas superiores a los 250 trabajadores) están invirtiendo más en social media.

Pero el asunto no es tan simple, si se me permite, sobre si hay más o menos inversión en tecnología 2.0, que la tendencia es ir hacia más. Lo importante es que, en la medida que se utilizan más las nuevas tecnologías en general e internet en particular, avanzamos en la mejora de los estándares de productividad que, al menos en el caso de España, es una de las deficiencias de nuestra economía como dramáticamente se encargó en expresar en Sevilla, recientemente, el Premio Nobel de Economía, Paul Krugman.

El reto que se plantea por delante es de una gran relevancia histórica, y quizás la gran oportunidad que necesitábamos para- en el caso español- dar el salto necesario hacia un escenario de un uso más intensivo de las nuevas tecnologías e internet. Para eso hace falta perseverar en una estrategia que movilice más y mejor a empresas y administraciones. La sobredosis de ladrillo y construcción, aunque no está definitivamente amortizada, sí ha servido para darnos cuenta que nos equivocábamos de camino.

Finalmente, me es grato entender que los trabajos de difusión de la nueva era de internet es una misión fundamental. Y en esa tarea nos encontramos muchos a diario a través de tantas y tantas ventanas de comunicación como las que el progreso nos ha proporcionado. En ese sentido me siento orgulloso también de la colaboración que plataformas como Evento Blog España han aportado.

Anuncios